miércoles, 24 de julio de 2013

PINTURA PARA PRINCIPIANTES 4



Muy buenas noches navegantes del inmaterium. Bienvenidos una vez más a la garganta de este inconmensurable monstruo multidimensional que vaga entre los planos de la fantasía y el terror.

Como ya sabéis me gusta muchas veces hablaros de cosas supuestamente elementales, pero que en ocasiones desconocemos, porque se consideran tan básicas que nadie las explica.


Así que permitidme hoy que os hable sobre los colores; esos elementos que nos permiten, junto con los pinceles de los que ya hablamos, dar vida a esos pequeños modelos a escala que son nuestras miniaturas y ejércitos.


Con la imagen de arriba en mente, la denominada rueda de colores, vamos a ver un poco de teoría del color. 




Y ya entrando en materia vamos al principio. Lo primero es que el color no existe como tal, sino que es el reflejo de la luz en un determinado material y a apreciación de nuestro ojo lo que nos da los colores. Por eso es muy difícil que dos colores sean vistos de una manera exactamente igual por personas diferentes.

Por eso pintar en general, y el pintado de miniaturas en particular, no es sólo una cuestión de aplicar los colores correctos si no de apreciar los matices en los diferentes colores. Por poner un ejemplo cualquiera te dirá que el mar es azul, pero eso, fijándome un poco desde mi actual atalaya en la playa de Gandia, no es exactamente cierto. Puedo ver decenas de matices simplemente en el mover de las olas, desde el profundo negro azulado del mar distante hasta el marrón del suelo clareado en el borde de la playa, pasando por un sin fin de tonos azules y verdes.

Todo lo que voy a explicar hoy, aunque muy superficialmente, es teoría; y como tal sólo es válida desde un punto de vista científico; espero que os sirva para abrir la mente y pensar un poco al elegir colores, marcas de pintura, etc.

Tras esta introducción filosófica vamos con el tema.

EL COLOR

Tres son las características fundamentales del color: Tono, brillo y saturación.

Los dos primeros son conceptos más o menos fáciles de entender. Tono, también llamada tonalidad o matiz, se refiere al color en si (verde, azul, mas rojo, menos amarillo...)

El segundo concepto es el  brillo; también fácil de entender. Todos los colores van de mas claro a mas oscuro, ese grado de oscuridad / brillo es lo que se denomina brillo.


Es el tercer concepto el que tal vez sea mas difícil de entender y el mas importante a la hora de pintar, la saturación. La saturación es el grado de “pigmentación” del color, el grado de “pureza”. En definitiva podemos decir que es el grado de gris, que es el color neutro por excelencia, que contiene nuestro color.

Un color saturado será un color vibrante muy puro, mientras que un color desaturado tendera a una sombra agrisada de ese color.

Entender correctamente este concepto nos servirá para conseguir una armonía del color. Volveremos sobre este concepto tras explicar la rueda de color.

Por supuesto todos estos conceptos están correlacionados muy estrechamente. En la imagen siguiente podéis ver un ejemplo.


LA RUEDA DE COLOR

También llamado circulo cromático. Es una representación de los colores en un anillo o circunferencia, mas o menos compleja.

Lo primero que debéis saber es que existen diferentes círculos cromáticos dependiendo de que estemos hablando. No es lo mismo la rueda de color para pigmentos, que es la utilizada en modelismo; que si estuviésemos hablando de programas de diseño grafico o de programas de televisión.

ejemplo rueda color rgb
Vamos a simplificar un poco el círculo cromático que os he presentado al principio del artículo para explicaros las diferentes divisiones de la misma.



En esta rueda simplificada vemos los colores primarios, señalados como P; que son aquellos colores digamos puros, que no se pueden obtener de la mezcla de ningún otro y que son el cian, el magenta y el amarillo. (una pequeña anotación sobre esto: En el arte, generalmente, se tomas como primarios el rojo, el azul y el amarillo)

De la mezcla a partes iguales de los anteriores obtenemos los colores secundarios; púrpura, naranja y verde.

Mezclando estos colores secundarios obtendríamos los colores terciarios; estos a su vez los podriamos mezclar para obtener colores cuaternarios y así sucesivamente.

Esto nos da el esqueleto de lo que es la rueda de color. Pero aun nos quedan dos definiciones importantes.

La rueda de color se divide a su vez en colores fríos (púrpura, cian y verde) y colores calidos (magenta, naranja y amarillo). Comprender esta división nos ayudará a elegir la paleta de colores de nuestra miniatura en función del efecto deseado.

Quedaría añadir los colores neutros (grises), pero en esta imagen no aparecen por sencillez.

Por último nos queda el concepto de colores complementarios. Los colores complementarios son aquellos que se encuentran en posiciones diametralmente opuestas en el círculo cromático. 

Este concepto nos sirve para elegir colores que contrasten en nuestra miniatura por ejemplo utilizando un color en las superficies mayores y su complementario en los detalles.

Los colores complementarios, combinados, se convierten en colores neutrales grises o amorronados. En teoría, si combinásemos en proporciones exactamente iguales dos colores exactamente complementarios obtendríamos gris puro.

Como lógicamente esto resulta sumamente difícil, la tendencia es más hacia colores amorronados o grisáceos. Veamos algunos ejemplos.



Las ruedas de color más complejas añaden el concepto de brillo con varios anillos concéntricos de mayor a menor luminosidad.

circulo cromatico complejo

En esta rueda aun falta un color, ¿no es cierto?

Estais en lo cierto, el negro. Ninguna rueda de color suele contemplar el negro o las escalas de grises peusto que estos son colores acromaticos que solo dependen del nivel de luminosidad.

Normalmente la escala de grises se suele poner en un aparte de la rueda.



Resulta muy útil imprimir y colocar un círculo cromático en la pared de nuestra mesa de trabajo para tenerlo siempre a mano. Esto junto con una libreta done apuntar mezclas y colores de las miniaturas que pintamos, nos ayudará a aprender de nuestra experiencia.

Y alguno se preguntará ¿para que me sirve todo esto?

Lo primero de todo nos sirve para saber saturar y desaturar colores. Ya os dije que volveríamos sobre este tema después.

Hay tres maneras de hacer esto:

-         Añadiendo negro o blanco.
-         Añadiendo gris de la misma luminosidad.
-         Añadiendo el color complementario.

Veamos un ejemplo con el magenta:


También no sirve para crear tonos de sombra o para hacer contrastes, de los que vamos a hablar en futuros artículos. Por hoy creo que me he alargado demasiado y este tipo de información siempre resulta un tanto densa.

Como consejo hasta este punto os diría que os sentaséis delante de vuestra mesa de trabajo y contemplaséis los diferentes colores que teneis en la mesa y su colocación; sus diferentes cromas, brillos y saturaciones. Buscad una rueda del color y probad buscar lso diferentes colores secundarios y complementarios.

Y con vistas al siguiente articulo una vez hecho lo anterior preguntaros: ¿Que miniatura estoy pintando?¿que atmosfera quiero darle?¿sobre que puntos quiero llamar la atencion?

Pensad en ello.

Antes de finalizar debo deciros que, como todo en esta vida, nada de lo aquí escrito es nuevo, ni inventado por mi; proviene de diversos artículos en la red y revistas sobre pintura. En especial debo mencionar el artículo de Manumilitari, de TeamToulouse Creation publicado en la revista RAVAGE y traducido por Oscar Márquez Villanueva, del Spanish Team. 

También debo mencionar a Iván SdC, quien publico un estupendo post en el foro El Anillo de Barro, con unos esquemas sumamente clarificadores.

Y hasta aquí todo por hoy, navegantes. Como al final me ha quedado un articulo bastante largo he decidido partirlo en dos y en breve os ofreceré la segunda parte donde os hablare sobre los diferentes tipos de contrastes y algunos truquillos sobre mezclas que nunca esta de mas recordar, o saber, y algunos ejemplos que también he encontrado por la red y que me han servido de inspiración.