domingo, 22 de septiembre de 2013

AEROGRAFIA PARA INICIADOS 1

Muy buenas noches diurnas, naufragos de la disformidad.

Tras mucho tiempo sin hablaros de nada nuevo sobre el aerografo hoy vamos a empezar con el que yo considero el nivel intermedio.

Ya os hice un resumen de las preguntas mas frecuentes cuando uno se enfrenta por primera vez a esto de la aerografia, asi que hoy vamos a empezar con el primer articulo del nivel intermedio terminando con nuestro aerografo basico.

No quiere decir que no podaís seguir usandolo, aunque en el siguiente articulo os mostrare el aerografo que yo aconsejo para estas tecnicas ya mas avanzadas.

Es posible que encontréis alguna pequeña cuestión que contraviene explicaciones anteriores; no es por error, o al menos no se pretende, en la mayoría de los casos se debe a que en su momento explique las cosas a un nivel muy sencillo y ahora entrare en cuestiones más complejas por lo que determinadas explicaciones quedan obsoletas.

Si aun no habéis pasado por los ejercicios y técnicas para principiantes hacedlo ahora, no tengáis prisa y conseguir cierto nivel de maestría con esas bases antes de embarcaros en esta serie de tutoriales. Aquí os dejo los enlaces:


Hoy voy a explicaros la limpieza completa del aerógrafo, para lo que no necesitáis más que el aerógrafo básico que hemos estado utilizando hasta ahora.

  
Ya os explique en AEROGRAFIA PARA PRINCIPIANTES 3, como se limpiaba el aerografo de una manera digamos básica. Esa era la limpieza que siempre debemos realizar cada vez que utilizemos el aerografo.

Pero a pesar de lo bien que lo hagamos es inevitable que siempre nos queden restos en los lugarers mas reconditos, restos que tras muchas horas de pintado empiezan a afectar al funcionamiento del aerografo.

Asi que hoy vamos a adentrarnos un poco mas en los mecanismo de nuestra herramienta de pintado y limpiar y desmontar hasta la última pieza.

No puedo daros una regla precisa sobre cada cuanto hacerla; en esta caso yo lo he hecho esta limpieza completa tras tres meses de pintado, a una media de dos hora de aerografia diaria, aproximadamente.

De todos modos tampoco hace falta seguir un calendario preciso, simplemente hacer una limpieza completa como la que os aqui os explico cada cierto tiempo.

Siguiendo los pasos que os marque en ese tutorial que os he enlazado, desmontad el aerógrafo en sus subcomponentes básicos.

foto 1

Un apunte importante, evidentemente no todos los aerografos se desmontan igual, ni siquiera se desmontan al mismo nivel. He puesto este aerografo porque es el que aconseje y es un modelo muy comun, al menos en España.

Os recuerdo que debéis ser cuidadosos al desmontarlo, no forzando nunca ninguna pieza y utilizando exclusivamente las herramientas que os señalo (basicamente los dedos). Si alguna pieza se resiste no la forcéis, os explicaré después que hacer.

Utilizare la numeración de la primera imagen que he puesto en el articulo, la del aerografo desmontado completamente, para referirme a las piezas dado que se las conoce con diversos nombres segun que foros visiteis.

Ahora, con nuestro aerografo como el de la foto 1, vamos a ir un paso más allá.

Comenzaremos desmontando el mecanismo de la parte interna del aerógrafo empezando por el freno del gatillo. Quitaremos primero el gatillo y el soporte del gatillo (pieza 5), que es la pequeña pieza que esta tras el gatillo en el aerógrafo. 

Si os resulta difícil sacar estas piezas podeis tirar hacia atras del soporte de la aguja (pieza 12) y girad ¼ de vuelta soltando suavemente a continuacion. De este modo el vástago se retirará del alojamiento del gatillo y será mucho más cómodo quitarlas.


Para desmontar el soporte de la aguja desenroscaremos el cilindro con muescas que podemos ver en la parte posterior del cuerpo principal. 

Cuando está montado el aerógrafo esta pieza sujeta la parte posterior de la aguja y la mantiene unida al mecanismo mediante la abrazadera de retencion (pieza 15) que es la pequeña pieza con forma de rombo que desenroscamos para poder sacar la aguja cuando limpiamos normalmente el aerógrafo.



Al desenroscar esta pieza tened cuidado, pues en su interior se aloja un muelle (podéis apreciarlo en la imagen siguiente) y puede salir disparada.


Una vez desenroscada por completo no queda más que separar las tres piezas de que se compone este subconjunto, a saber: el soporte de la aguja propiamente dicho, el muelle y el ajustador de muelle (piezas 12, 13 y 14). Aquí los podemos ver de izquierda a derecha.


Para acabar de desmontar el mecanismo interno tendremos que sacar el pequeño tornillo que vemos en la parte inferior del cuerpo principal (pieza 19).


Esto lo hacemos para poder extraer la tuerca de sujección que en la imagen es la pieza 11, aunque en nuestro aerografo es mas grande. Veréis que es un cilindro hueco con dos muescas que sirven para desenroscarlo.
 

Una vez desenroscado ya tenemos todo el mecanismo interno desmontado.


Para termminar desmontaremos tambien el cuerpo del preselector (pieza 18), si nuestro aerografo lo tiene. Simplemente desenrosaremos la pieza sin mas.


 También desenroscaremos la pieza inferior del aerógrafo, que conecta la manguera al cuerpo principal, simplemente desenroscando.


 Tened cuidado con la goma de esta pieza pues es fundamental que no se rompa o se pierda ya que es la que permite la estanqueidad del sistema y hace que no se pueda escapar el aire por la rosca.
  
Ahora que ya hemos desarmado todo podemos empezar la limpieza. 

Colocaremos en nuestra estación de limpieza agua destilada y limpiador de aerógrafo en proporción 2:1. Si no tenemos estación de limpieza lo podemos hacer en un bote de cristal con tapa. Ni que decir tiene que la estacion debe estar limpia completamente de restos antes de empezar.


La aguja puede que no quepa en la estación, no os preocupéis; simplemente limpiadla a conciencia y guardarla en algún recipiente seguro con la punta protegida. En mi caso suelo utilizar los botes de los pinceles DA VINCI de pelo natural, que se suministran con un cilindro contenedor de plástico muy útil.

Hecha la mezcla vamos a añadir limpiador de aerógrafo CHAVES de spray, o similar, para mejorar la mezcla.


Ahora colocaremos todas las piezas del aerógrafo en la estación y cerraremos la tapa, removiendo suavemente un minuto. Tras esto esperaremos al menos 12 horas a que la solución ablande la suciedad.


Una vez ha pasado ese tiempo empezaremos con la limpieza propiamente dicha. Para ello necesitaremos nuestros fieles cepillos interdentales, palillos, pinceles duros y papel absorbente de cocina.

Empezaremos limpiando el cuerpo del aerógrafo, que es la pieza más grande, y de este lo primero que limpiaremos será la parte trasera, que es la que no solemos limpiar.

Comenzaremos introduciendo el cepillo interdental mojado en limpiador por el orificio de la parte posterior de la cubeta, desde ambos lados. Si nos cuesta demasiado utilizaremos un palillo o la propia aguja del aerógrafo (en este caso con extremo cuidado) para retirar los tapones de suciedad que se hayan formado.


El hueco interior donde se aloja el gatillo lo limpiaremos con papel de cocina y la ayuda de un pincel de cerdas duras; teniendo cuidado de no dejar ningún resto que pueda obstruir después la salida de aire.

También limpiaremos todas las piezas de la parte trasera que hemos desmontado una a una, con ayuda de los cepillos y el pincel y mojando las piezas con disolvente de CHAVES en spray si es necesario hasta estar satisfechos.


Limpiaremos el cuerpo de soporte de la aguja (pieza 12) interiormente, con el cepillo interdental.


Una vez terminado montaremos la parte trasera de nuevo empezando por la pieza tuerca de sujección  con muescas que retiramos del interior del cuerpo de aerógrafo. Esta pieza tiene un orificio para el tornillo que va en la parte inferior, así es que según la rosquemos deberemos fijarnos en que dicho orificio queda correctamente centrado.

 











A partir de ahí montaremos el resto de piezas de la parte trasera en orden inverso a como las desmontamos antes.

En el caso de este aerógrafo, que es el de ARTESANIA LATINA debemos tener en cuenta que la rosca de la del preselector y del mecanismo interior van a la par, para encajarlas basta con roscar la tuerca de sujección al máximo y la rosca del preselector prácticamente al máximo. Una vez colocada la cubierta desenroscaremos el preselector hasta que el gatillo tenga movimiento completo.
 
(img montaje rosca)

Montaremos el gatillo y la pieza de sujeccion (pieza 6)  recordando que esta pieza debe ir con la parte cóncava (la panza) hacia la parte posterior del aerografo. Antes de montarlo revisaremos que ninguna de las dos piezas presentan suciedad y si la tienen la retiraremos con ayuda del cepillo y el palillo.
 








Ahora montaremos la valvula de aire (pieza 21)  comprobando antes que el pistón de aire funciona correctamente. Para ello bastará con apretar el mismo hacia abajo y ver que no hay una resistencia excesiva más allá de la del muelle interior.
 
A partir de aquí el resto es sencillo pues no es más que limpiar y montar las piezas que solemos ver en nuestra limpieza habitual, siendo un tanto más concienzudos en la limpieza del obturador. el único añadido sera limpiar la zona de salida del aire, que rodea el soporte del obturador.



 Una vez terminado comprobaremos el funcionamiento haciendo una tirada de liquido limpiador, bastará con llenar el fondo de la cubeta y lo haremos a 3 bar y golpes de gatillo para ayudar a que cualquier resto final sea expulsado.
Y hasta aquí todo por hoy. En el próximo artículo sobre el tema hablaremos de algunos consejos prácticos sobre cómo se sujeta el aerógrafo en función de lo que vayamos a hacer y mis consejos para las nuevas herramientas que vais a necesitar para esta segunda fase.
Hasta entonces seguid mi consejo, releed todos los artículos anteriores y preguntad cualquier duda para poder embarcaros en los próximos artículos con seguridad.